Lopera Bike

domingo, 13 de agosto de 2017

Crónica Ruta Castro del Río



Se acerca la semana de feria, y se multiplican los eventos, como el Lopera Rock de la pasada noche, que mermó la participación en la ruta de hoy. 

Por tanto, los nueve valientes que nos dimos cita a las 7:30 am en el punto de inicio, partimos dirección a Porcuna, para en esta ocasión realizar la ruta de Castro del Río en sentido contrario a lo habitual. Buena mañana y agradable temperatura, la que tuvimos prácticamente en toda la ruta.

Al llegar al cruce de Porcuna, Pepe toma la cabeza del grupo, y pone un ritmo de aupa, que en los dos últimos kilómetros antes de Cañete llega a ser de escándalo, pasando factura entre otros a Antonio Gutierrez, que por indisposición decide volverse para Lopera. No es de extrañar que realizáramos RP casi todos en el Strava.



Ya con ocho en la carretera, y a un ritmo mucho mas llevadero, buscamos las faldas del Alto de Torreparedones, donde de nuevo Pepe con Jr se escapan del grupo, subiendo el puerto en su particular pique. El resto en varios grupos subimos cada cual a su ritmo, aunque terminada la subida quedan unos kilómetros finales de "subebajas" que hacen mella en las piernas. Finalmente llegamos a Castro, y nos encontramos con el bar de costumbre cerrado, por lo que buscamos alternativa en la plaza del pueblo. Parece ser que anoche fue la fiesta de la gamba o algo así, según un lugareño nos indicó.

Como de costumbre desayuno de tostadas con jamón y refresco de cola, para a continuación hacernos la foto de grupo, que siguiendo con las fiestas, decidieron hacer a las puertas de una discoteca.


Y como esto iba de fiesta, pues seguimos con la fiesta. Vaya 25 km nos pegamos de Castro a Bujalance, impresionantes. Jr se escapa sin darnos ni siquiera tiempo a montarnos en la bici, en esta ocasión le acompaña el presi y Pedro Chueco, que en breve cede. Por detrás Pepe se pone en cabeza, y en un cansino y pestoso terreno, tendiendo en subida, por debajo de los 35 km/h apenas vi el cuenta. Antonio Pedrosa para a un pis, y a poco de ello Pedro Chueco no ve ve una de las múltiples rajas que tiene este malísimo asfalto y está a punto de caer y por ende tirarme a mi. Este susto al menos nos hizo parar, 1 minutillo, para descansar y que Antonio se reenganchara. Pero solo fue un espejismo, de nuevo al tren. Estos 25 km se me hicieron eternos, por el ritmo, por el asfalto, las rectas, la pendiente, en fin me desgastó mas de la cuenta, aunque finalmente llegamos por fin a Bujalance, previa captura de los fugados (  Presi y Jr ), que a 3 km decidieron esperarnos.



La vuelta a Lopera, la realizamos por la carretera del cruce los ochos, salvo Pepe que se fue para El Carpio, y los Antonio ( Pedrosa y Moscoso) que se fueron por Villa del Río. Por tanto Diego, Pedro, el presi, Jr y yo, llegamos a Lopera, con unas ganas enormes de tomar las frescas cervezas, y con las piernas calentitas, calentitas.

En el Batacha refrigerio para paliar la dureza de esta  ruta de 97 km, con 1.200 metros de desnivel.



La semana que viene no habrá ruta oficial por el inicio de la feria, no obstante de martes a sábado se realizarán rutas, que los que la hagan irán comentando por guasap.

Por último desearos una feliz feria, y vacaciones. 

domingo, 6 de agosto de 2017

Crónica Subida A Cerro Muriano



Parodiando un anuncio de televisión, levantarse a las 6:10 am y que el coche te marque 30º "no tiene precio". Y que realicemos por segundo año consecutivo la ruta de la subida al Muriano y Andrés se vuelva a perder " tampoco tiene precio ".

Y es que, menuda semana de altas temperaturas, y calurosas noches, estamos soportando, por lo que la hora de quedada para partir hasta El Carpio se acordó a las 6:45 am. Allí nos presentamos 9 socios para viajar en coche hasta el punto de inicio, situado en el restaurante El Cruce.



Y entonces Andrés se perdió, literalmente, como el año pasado, aunque está vez en coche. Al llegar a la rotonda de la salida de la autovía, con las instrucciones de su copiloto, Benitin, que aún  no se había acostado por la "boda de oro", en lugar de ir dirección El Carpio, se fue para Córdoba. Imaginaros las risas cuando el resto de componentes llegamos al lugar pactado, y comentamos el hecho. De película. A los 10 minutos aparecieron los "niños perdidos".

Los niños perdidos
Por fin todos juntos, e iniciamos la marcha, o eso creíamos, cuando Benitin da la voz de alarma. Problema en la rueda. Y es que desde que la compró hace 20 años no le ha cambiado las zapatas de frenos, y al quitar la rueda para transportarla, la zapata quería seguir pegada a su rueda pues la echaba de menos. En fin cosas de Benitin.



Por fin empezamos a rodar, e iniciamos el tramo de los toboganes, a buen ritmo hasta el Puente Mocho, y mayor aún hasta Alcolea, y todavía mas hasta Córdoba. Yo pensaba que la ruta acababa en Córdoba por el ritmo al que se iba, con Pedro Chueco y Antonio Torres en cabeza. En Córdoba, con precaución nos incorporamos a la autovía de Badajoz, para a pocos kilómetros salirnos a la antigua carretera donde daría comienzo la subida al Muriano.



Mas de 10 km nos esperaban de ascensión. En cabeza no nos dimos cuenta de que Diego rompió la cadena, por lo que Antonio Jr, Antonio Torres, Pedro Cabrera, Pedro Chueco y yo, seguimos a nuestro ritmo camino de la cima. Al tercio de la subida Jr nos deja, y nos quedamos Pedro y yo tras su estela. No sé como nos apañamos pero en las últimas rutas Pedro Cabera y yo hemos tirado tras Jr en las ascensiones. En esta casi acaba con nosotros, y si dura 100 metros mas casco. Por detrás, José tras arreglar Diego la cadena, hace una subida en sprint, por miedo a que lo cogiera la "Luci" y buscando el pillarnos a la cabeza. Finalmente ni nos pilló ni Luci lo pilló, aunque no veas como sube esta chica.



Parada en la rotonda donde desayunamos unas tostadas con jamón, a la que se invitó una avispa carnívora, y donde tras la foto  de grupo y desestimar visitar a la "sargento", pues era una buena hora y no nos fiábamos del calor, iniciamos la bajada, que es todo un gustazo, aunque con algo de cautela por las motos, que en la subida nos dieron algún sustillo.



Realizamos sin problemas la entrada a Córdoba, cogiendo a continuación un buen ritmo, adecuado para el grupo, de 30-32 km/h, que nos hizo todos juntos atravesar el polígono, llegar a Alcolea, y presentarnos en los coches a las 11.15 am con 41º de temperatura, para dar por finalizada la ruta, con unos 76 km y 935 metros de desnivel acumulado, y sin que Andrés se volviera a peder al finalizar los cansinos.

Montaje de las bicis, y todos a Lopera, donde en el Batacha nos tomamos unas refrescantes cervezas, acompañados por Antonio Moscoso y el gato, que llegaron de su ruta a los Pinos.



  

 




domingo, 30 de julio de 2017

Crónica Fin de Semana Ciclista





Menudo fin de semana de bicicleta hemos vivido en nuestro club, motivo por el que me he decidido a publicar este pequeño post.

Empezamos con el traslado de la sede del club, que realizamos el viernes, debido a la necesidad de desalojar la anterior, pues se va a usar para la ampliación del centro de salud actual. Agradecer la colaboración de Diego Morales Vera, José Quero, Antonio Gutierrez y Pedro Ruiz, que acudieron a la llamada de ayuda.






Tras calentar las piernas el viernes subiendo el mobiliario de la sede, varios socios salimos a rodar por estas carreteras nuestras. 

La ruta oficial era subir a Cardeña, por la Fuensanta y Montoro, volviendo por la Venta del Charco y Villa del Río. A la misma nos apuntamos 4 valientes ( Diego, Antonio Pedrosa, Jr y un servidor). El presi nos acompañó hasta el cruce de la carretera de la Encarná, pues tenía una cita ineludible con el estilista para su bike. Bonita ruta, muy pesados los últimos 15 km hasta llegar al Centro de Visitantes de Cardeña, con un muy buen desayuno, y una dura vuelta desde Villa del Río, con el termómetro marcando 42,5º y nosotros masoquistas que somos, decidiendo subir la cuesta Peralta de postre. Al final 115 km en las piernas con casi 1.500 metros de desnivel. 

Antonio Bruna, Presi, Antonio Pedrosa, Diego y Jr


Otro grupo con Pepe Casado, Antonio Gutierrez y Rafa Teruel, tampoco se quedaron cortos, realizando una buena ruta por el Pantano, Arroyo Corcomel y Montoro, entre otros lugares por los que discurrieron, para un total de 81 km y 1.000 metros de desnivel, que no está nada nada mal.

Pepe, Rafa y Antonio

Y llegamos al Domingo con la gran cita loperana, del Día de la Bicicleta, organizado por el Ayuntamiento de Lopera, y que desde hace ya unos años nuestro club es colaborador activo en dicho evento. Este año la participación ha sido de 199 ciclistas, muchos de ellos socios y familiares de nuestro club. La celebración ha consistido en una ruta por las calles de Lopera de unos 7 km, con parada en la Verja para refrescarnos con agua fresca, y finalización en el jardín del Cuartel de la Guardia Civil donde se ha realizado el tradicional sorteo de material deportivo y algunos regalos extras, con el colofón del sorteo de 3 bicicletas para niños. La verdad es que este año ha habido una gran cantidad de regalos, aunque inevitablemente no todos han sido agraciados, aunque al menos aquellos inscritos en el plazo establecido se han llevado su camiseta conmemorativa del evento.







Pero también, ha habido algunos socios que han decidido realizar hoy una ruta con la bike. En concreto, que sepamos tres, y además han realizado la ruta de los muros que cuatro de nosotros hicimos ayer. Por un lado Andrés y Bartolo, que han llegado cuando un grupo tomábamos unas cervezas en el  Batachá tras el sorteo, y nos han contado entre risas sus aventuras y desventuras, con caída incluida de Bartolo, pinchazo de Bartolo, susto de Bartolo y video de Bartolo. La verdad es que Bartolo está avanzando con fuerza en el club, con una bici con 10 kilos menos, cualquiera lo pilla. aunque también hay que explicarle que no se tata de la Sierra de Cazorla, si no la sierra de Cardeña. Y además de ello José Caro también ha realizado en solitario la misma ruta, aunque no parece que se hayan visto por la misma.
video
Bartolo y Andrés en "Cazorla"

Y aprovechando un número tan importante de socios tomando unas cervecitas, aprovechamos la ocasión para programar las rutas oficiales de Agosto, ya descritas en el post anterior.

Programa Rutas Oficiales Agosto



En cónclave celebrado en el Batacha, tras el día de la bicicleta, aprovechando la asistencia de un buen número de socios, en su mayoría participantes habituales en las rutas oficiales, se ha decido el siguiente programa de rutas:

- Domingo 6 de Agosto Subida a Cerro Muriano

Salida en coche a las 6:45 am, para iniciar la ruta desde Pedro Abad a las 7:15 am. La hora de llegada depende de Andrés.

- Domingo 13 de Agosto Castro del Río al revés.

- Domingo 20 de Agosto Descanso por Feria de los Cristos

- Domingo 27 de Agosto Subida a Cardeña  ( Subida o bajada ) por los Muros

domingo, 23 de julio de 2017

Crónica Ruta Alcolea



Fin de semana de eventos, con la balconada el viernes, y anoche el certamen de tunas, que inevitablemente merman la participación en las rutas oficiales del Domingo. No obstante 8 socios, nos presentamos como de costumbre a las 7:30 am, para afrontar una ruta de un kilometraje algo superior a lo habitual y que nos llevaría a la provincia de Córdoba.

Ya casi saliendo dirección a Porcuna, tras pasar Benitín en coche y descartarlo para la ruta, pese a que anoche aseguró que saldría, se presenta Pepe in extremis ( necesidades de última hora ) uniéndose al grupo, que finalmente será de 9. Por tanto ya todos, con bastante fresco, rodamos hasta Porcuna con Jr destacado del grupo, al que para él los dolores de piernas iniciales parece que no existen.



Cazamos a Jr que nos esperaba antes del cruce, para todos en bloque y perfectamente alineados, realizar el trayecto hasta Cañete y posteriormente a Bujalance, donde decidimos continuar hasta El Carpio por Maruanas. A partir de aquí nos encontramos con una gran cantidad de grupos de ciclistas, habitual por estas carreteras, rutas habituales de los cordobeses y pueblos limítrofes.

Llegada a El Carpio con una media que ya empezaba a asustar ( 28/29 km/h), y donde Atonio Moscoso se vuelve a Lopera, para sin descanso dirigirnos a Villafranca, donde con cuidado pasamos por la zona de botellón, cuyo espectáculo realmente era bochornoso. Parece que las papeleras están de adorno, y además que el juego de moda es tirar botellas a la carretera. Con cuidado sorteamos los cristales de la carretera, para empezar el tramo de los toboganes hasta el Puente Mocho, cada uno a su ritmo, con Pepe y Jr en cabeza. Reagrupamiento en el puente, y travesía hasta Alcolea, para buscar el avituallamiento.



Finalmente paramos en un bar, donde nos juntamos con unos veteranos ciclistas de El Carpio, y donde tomamos unas tostadas con jamón, aunque a Bartolo no le hizo mucha gracia el jamón, y lo dejó intacto. No tenia buena vista pero estaba bueno y sentó bien, pues pues al menos a mí me despertó un poco las piernas, que hasta el momento dolían de lo lindo para mantener el ritmo de estos bichos.

Tras repostar, tocaba la recta de los cansinos, y es que el nombre no puede estar mejor puesto. Pepe se pone en cabeza de grupo, y todos a rueda. Pedro, Antonio Pedrosa y Jr entran al relevo, siendo este último el que se va del grupo y al que intenta seguir Antonio Gutierrez que al poco cesa en su empeño. Ya llegando al puente de la autovía hasta Bartolo entra a dar un relevo, y es que cada vez está mas fuerte. Aquí un coche de la Guardia Civil, nos indica que sería aconsejable llevar luz trasera encendida, y la verdad es que es una buena idea y que mejora nuestra seguridad, así que por mi parte desde ahora tendré una luz trasera en mi bici y encendida en ruta.



Buscamos de nuevo El Carpio, alcanzando a los veteranos del desayuno, y haciendo series según Pepe, hasta Pedro Abad, con la media de escándalo para unos globerillos como nosotros, mas de 75 km en las piernas y el desnivel en ascenso. Iniciamos la carretera del basurero, y su temida cuesta, en la que Jr se adelanta y Pedro y yo, sin comerlo ni beberlo nos pegamos a su rueda alcanzándolo in extremis al final de la subida con las piernas calentitas. Decidimos parar en la carretera de Villa del Río pasado el repecho inicial, en el cual Pepe nos pasa como un reactor y no me da tiempo ni a decirle que íbamos a parar. Esperamos al resto y reemprendemos la marcha hasta Villa del Río, donde paramos para llenar agua fresca pues estábamos sin gota, en la tienda de nuestra paisana Ana Martos.

Tras rellenar agua, queda el tramo final, cruzándonos en la vía de servicio con los compañeros de Villa del Río, los cuales terminaban ya su ruta. A nosotros nos quedaba un poquito mas, y para redondear la jornada, decidimos subir Peralta, Pepe, Pedro, Diego, Jr y yo por delante, a ritmo "suave" y Bartolo, Antonio Pedrosa y Gutierrez un poquito detrás, para unirnos finalmente al superar la cuesta, y ya todos juntos suavemente llagar a Lopera, con 120 km en las piernas una media que finalmente bajo por el descanso final a los 25/26 km/h y con 1.252 metros de desnivel acumulado.



En esta ocasión no hubo parada en el Batacha, y con una temperatura en el cuenta kilometros de 42º, decidimos irnos cada cual a su casa, a descansar las piernas y reponer fuerzas que no lo merecíamos.

Recuerdo que el próximo fin de semana, la ruta oficial será el sábado a las 7 am ( Centro de visitantes de Cardeñas, ida por los muros y vuelta por Villa del Río ), pues el Domingo es el Día de la bicicleta de Lopera, en el que se puede a todos los socios que participen llevan alguna de las equiparaciones oficiales del club, pues es el día clave para publicitar a nuestros patrocinadores.















domingo, 9 de julio de 2017

Crónica Ruta Adamuz



Buena asistencia en la ruta de hoy, con 12 participantes, para realizar una visita que ya hacía tiempo no habíamos realizado, al pueblo de Adamuz, principalmente por las obras en la carretera del basurero de Pedro Abad. 

De esta manera, a las 7:30 am, los 12 participantes, algunos de ellos con estreno de casco, ruedas o zapatillas, iniciamos la marcha camino de Porcuna, en una mañana fresca y nublada, pero con un invitado especial, la humedad. 

Buen ritmo hasta la nacional, que continúa en la subida a Cañete, con dos grupos poco distanciados, entre sí, que se agrupan a la llegada del pueblo, volviendo a separarse a su salida, para finalmente agruparnos en Bujalance.



Entrada a Bujalance, con Benitín despistado, que quería irse para Montoro, y es que el ritmo le traía por la calle de la amargura, y mas cuando camino Morente, se aprieta un poquito más, y el tramo final hasta Pedro Abad otro poquito más.



En Pedro Abad, con nubes amenazantes en el horizonte, otro despiste nos hace perder a Fernando y Antonio " el gato", que finalmente nos encuentra al inicio de la carretera de Adamuz. Si hasta ahora se iba ligero, ni contar el ritmo hasta Adamuz, solo detenido por la foto de rigor en el puente. Tras la foto, toque de corneta, y a correr. Pedro y Jr se escapan, y tras ellos un reguero de ciclistas dando chepazos en la subida al Tamujoso. Aquí Bartolo y Benitín tuvieron su duelo particular, que en la post ruta no llegamos a aclarar, quién de los dos llegó antes.



Hora de descanso y avituallamiento, con unas tostadas de lujo, que como de costumbre nos sirven en esta localidad, y con una humedad que seguía dando la lata.



Tras el descanso, reiniciamos la marcha, en un primer momento con tiro suave, pero pronto roto en la primera subida, y que se mantendría  hasta Pedro Abad, donde nos reagrupamos.

Todos juntos cruzamos la localidad, e iniciamos la carretera de subida al basurero, un poco con la incógnita del estado de la misma, pero sin descanso y a buen ritmo, de nuevo iniciado por Pedro y Jr. La carretera esta transitable, aunque algo peligrosa en las bajadas por la gravilla. Aquí Pedro, a media subida sufrió un pinchazo en la pierna y tuvo que detenerse un momento. El resto, cada cual a su ritmo subimos con mas de 70 km en las piernas la cuesta del basurero, para reagruparnos de nuevo en el cruce de la Ctra de Villa del Río.    



Hasta Villa del Río, otra contrarreloj, y un incidente, con la salida de cadena de Andrés, sin mayores consecuencias. No pudimos cruzar como de costumbre la localidad, realizando en esta ocasión la travesía por la rivera del río. Todos por la trocha, y ahora si, parece que el ritmo es algo mas distendido, tomando la cabeza Benitín en el puerto de la autovía, y eligiendo la carretera para volver a Lopera, esquivando Peralta. 

Ritmo suave en las largas rectas de la carretera, cuando llegando a la vega, nos percatamos de que faltaban Diego, Andrés y Antonio "el gato".  Pepe y yo decidimos parar para llamarlos, siguiendo el grupo hacia delante, cuando fuimos testigos del adelantamiento a lo Peter Sagan de Bartolo a Pedro, por la hierba, en los primeros metros de subida. Este Bartolo cada vez anda más.



Tras la llamada, nos confirman lo que nos temíamos, avería de nuevo de Antonio "el gato", igual que la que tuvo ayer, con rotura del cambio trasero. Los esperamos, y los 5 juntos subimos hasta Lopera, cuando al inicio de la subida al Cementerio el apaño realizado por Diego dijo basta, y tuvieron que realizar el último kilómetro a pie.



Todos en el Batacha esperamos a los del incidente, para juntos tomarnos unas merecidas cervecitas fresquitas, menos Jr ( su naranja al ser menor), con los fabulosos aperitivos con los que nos deleita nuestro amigo Antonio, propietario del Batacha, que hacen que los 95 km, con mas de 1.000 metros de desnivel y a una media de mas de 25 km/h para unos globerillos, sea un auténtico placer, y si además se acompaña de medio pollo asado, como alguno de ellos, pues insuperable.

Finalmente, buena y rápida ruta, con mucha humedad y buena compañía.





















domingo, 2 de julio de 2017

Crónica Ruta Subida Venta el Charco



Me quedó en la cabeza una pregunta que me hizo Pepe durante la ruta ¿ Por qué se llama Venta del Charco ?.  Y la verdad es que no he podido averiguarlo, pero si he podido saber que es una antigua localidad minera y que es la única zona de Córdoba donde existen robles melojos. Con esto, ya podréis adivinar cual era la ruta de esta semana. Pues sí, subir a esta localidad cordobesa del Valle de los Pedroches.

Apurando la última noche fresca de esta magnifica semana, en cuanto a temperatura se refiere, bien temprano, acudimos al lugar de encuentro siete asiduos a las rutas de fin de semana, para tras esperar 10 minutos a posibles dormilones, dar comienzo la ruta, en esta ocasión por Marmolejo, a un ritmo suave, disfrutando de una mañana agradable, perfectamente alineados.

Llegando a Marmolejo, nos encontramos a un grupo de los Intrépidos de Bailen, que iban a subir al Santuario por la sierra. Tras despedirnos de ellos, a la salida del pueblo, Bartolo lanza un ataque para coger ventaja en la subida hacia el Pantano. Trabajito nos costó el pillarlo, y es que bajando cogió mucha ventaja, y subiendo progresa adecuadamente. Llegamos al pantano y en la subida "pestosa" hasta el cruce de la crta de Cardeña, entre quejas por el mal estado del firme, nos pasa un ciclista, que desde ese momento Bartolo bautizó como " el de rojo".



Iniciamos la primera parte de la subida a Españares, con Pepe, Manuel y Jr, que se fueron en cabeza,  Diego y yo en tierra de nadie, y Bartolo al que acompañaba Pedro un poquito detrás. En los Rasos esperamos al grupo Bartolo/Pedro, y los cuatro juntos iniciamos la segunda parte de la subida, con el objetivo fijado por Bartolo en pillar " al de rojo ". 

Blindamos al jefe y subimos,  hasta alcanzar al objetivo, tras el que el ritmo bajó un poco, por los que  Pedro y yo tiramos separándonos de ellos. Llegando a la Venta, los de cabeza venían ya en nuestra búsqueda, juntándonos todos finalmente. Como el lugar de desayuno habitual no estaba abierto, decidimos ir hasta el Centro de Visitantes, con un ritmo tras Pepe de infarto, que se pegó a una motillo y nos reventó al resto.



En el Centro de Visitantes realizamos el desayuno, donde previamente Diego y yo conocimos " al de rojo", pues lo habíamos pasado mutuamente unas cuantas veces. Un ciclista de Andujar, muy majo.  

Tras el desayuno, y cuando me disponía a pedir la foto de grupo, pasa un pelotón de ciclistas de Porcuna, y estampida general, a la caza de los de Ogesportbike, que iban en nuestra dirección, esto es, Villa del Río. Los pillamos llegando a la Venta, con dos de los nuestros que iban con ellos, Fernando y Antonio Gutierrez. Ellos paran en la Venta y nosotros seguimos, con una bajada fulgurante como de costumbre, con Pepe y Manuel que se distanciaron del grupo.



Nos juntamos todos en el cruce, y de nuevo Pepe a la cabeza, pone ritmo de bombero furioso, que aguantamos hasta 3-4 km del puente de hierro, siguiéndole únicamente Pedro y Manuel. En Villa del Río, nos volvemos a juntar, y decidimos volver en esta ocasión evitando Peralta. Todos bien alineados por la peligrosidad de la carretera, y con el objetivo final de la cervecita fresca del Batacha, superando las dos ultimas tachuelas, cada cual a lo que sus piernas le permitieron.

Por fin, sentados al fresquito, y esperando la cervecita de Antonio, con sus buenos aperitivos, repasamos todos juntos los por menores de la ruta, cuando al pedir la segunda ronda llegan nuestros compís Fernando y Antonio  de su ruta con los paisanos de Porcuna. Como hoy era y es mi cumpleaños, la primera corrió de mi cuenta, y espero que muchas mas.

Al final, mas de 100 km, para mas de 1.000 metros de desnivel, echando en falta a algunos compañeros de fatigas, pero es que la noche del sábado es lo que tiene.